El bienestar en el calzado es pura física

Una primera propiedad de un calzado de bienestar debe ser la de distribuir la presión en la mayor superficie posible de la planta.
escanerpiesconcalzadoconvencional
Distribución del peso del cuerpo con un calzado convencional.

Uno de los mayores errores que cometemos al calzarnos es el de considerar los zapatos como un complemento de moda, cuando deberíamos considerarlos un complemento de salud, de bienestar. La mayoría de la gente, cuando va a comprar unos zapatos sólo piensa en que sean de su estilo y que no le hagan daño. Las dos son cosas importantes, pero la mayoría se quedan en esto y habría que ir algo más allá.

Tenemos que pensar que a lo largo del día pasamos muchas horas soportando el peso de nuestro cuerpo sobre los pies. No vamos a hacer aquí un tratado de física ni vamos a realizar un estudio completo sobre cómo repercute el calzado en nuestra salud. Nos vamos a limitar a hacer unos pequeños cálculos que nos van a permitir darnos cuenta de lo importante que es el uso de unos zapatos adecuados.

escanerpiesconcalzadodebienestar
Distribución del peso del cuerpo con un calzado de bienestar.

Vamos a pensar en una persona de 80 kilos, con una talla de zapatos 42 y una configuración de pie que podríamos llamar “normal”. Por supuesto, cada cuerpo es distinto y esto no es más que un ejemplo. Cada uno puede luego utilizar este sistema para calcular sus propias cifras.

En el ejemplo que estamos usando, la superficie del pie viene a ser de unos 200 centímetros cuadrados. Sin embargo, con un calzado convencional, únicamente apoyamos en el suelo la parte del talón y la parte de las almohadillas de los dedos, lo que viene a ser unos 40 centímetros cuadrados.

escanerpiescontacones
Distribución del peso del cuerpo con un calzado de tacón fino.

Es decir, que cuando estamos de pie, entre ambos pies tenemos un apoyo de 80 centímetros cuadrados para 80 kilos, lo que representa un kilo por centímetro cuadrado. Hay que hacerse idea de lo que representa para nuestro cuerpo que, durante muchas horas todos los días, un cuadrado de un centímetro de lado este soportando un kilo de peso constantemente, y lo que eso supone para nuestro bienestar.

¿Cómo se puede solucionar?
Y, ¿cómo se puede solucionar esto? Pues se puede solucionar con un calzado que ofrezca una buena distribución del peso en la planta, como los que está elaborando el proyecto The Open Shoes o los que fabrica la marca alemana Wellbe. En estos casos, el peso del cuerpo se distribuye a lo largo de toda la planta, con lo que cada centímetro cuadrado únicamente debe soportar una carga de 200 gramos, lo cual es bastante más llevadero.

Estos datos son bastante genéricos. Para un estudio real hay que tener en cuenta otros factores. Por ejemplo, la gente que tiene un mayor puente, tiene menor superficie de apoyo; no todos los calzados nos ofrecen la misma superficie de apoyo (por ejemplo, los de tacón fino, también tienen menos apoyo). En ambos casos, la carga por centímetro cuadrado aumenta. Por otra parte, no todas las partes del pie se apoyan con la misma intensidad…

Como decíamos, esto sólo es un ejemplo, pero servirá a muchas personas para darse cuenta de por qué motivo les duelen los pies simplemente al apoyarlos en el suelo. Desde luego, existen otros muchos factores, como el impacto sobre los pies y el cuerpo entero al caminar. Pero, como resumen, podemos decir que una primera propiedad de un calzado saludable o de bienestar debe ser la de distribuir la presión en la mayor superficie posible de la planta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *