Revolución en el campo del calzado: unos zapatos de bienestar de código abierto

El proyecto The Open Shoes ha sido elegido por Innobasque, la Agencia Vasca de la Innovación, como uno de los más innovadores de este año.

Imprimiendo una entresuela de The Open Shoes.
Imprimiendo una entresuela de The Open Shoes.

Las nuevas tecnologías están cambiando gran parte del mundo que conocíamos. Y el pequeño mundo del calzado no podía ser ajeno a esta revolución.

Una de las últimas novedades es el proyecto The Open Shoes. Se trata de elaborar un calzado de bienestar de código abierto. En principio suena raro, pues estamos acostumbrados a relacionar las palabras “código abierto” con proyectos relacionados con el software o el hardware. Pero hasta ahora no lo habíamos oído unido a unos zapatos.

Sin embargo, Innobasque, la Agencia Vasca de Innovación, lo ha elegido como uno de los cinco proyectos innovadores y con contenido social que este año van a entrar en su convocatoria Crowdsasuna, un proyecto en el que también están involucradas la plataforma de crowdfunding goteo.org y la Obra Social La Caixa.

Logotipo de The Open Shoes.
Logotipo de The Open Shoes.

The Open Shoes parte de la idea de que el acceso a la salud es un derecho universal. Y el calzado de bienestar es necesario para muchas personas, para solucionar sus problemas en pies, articulaciones, espalda… o evitar que los mismos se produzcan en el futuro. Sin embargo, este calzado es, en general, bastante caro y, con la crisis económica, se ha convertido en un producto de difícil acceso para personas que lo necesitan pero no pueden permitírselo.

El nombre del proyecto (The Open Shoes) juega con el concepto de código abierto (en inglés, open source), porque la idea es que se trate de un calzado modular que, con el desarrollo de las nuevas tecnologías, y concretamente de la impresión en tres dimensiones, cualquier persona pueda llegar a fabricarse por sus propios medios. O, al menos, las partes fundamentales del mismo.

Esto supondrá un considerable ahorro ya que, por una parte, no será necesario comprar el calzado completo, sino sólo una parte del mismo. Y, por otra, el módulo que nos fabricaremos en casa será intercambiable entre diferentes tipos de zapatos. Esto tiene también su componente de tipo ecológico, ya que, al ser modular, cuando una parte del mismo se deteriore, no será necesario deshacerse de todo el calzado, sino simplemente sustituir o arreglar la parte estropeada.

La elección para el proyecto Crowdsasuna supone que, con el apoyo de la plataforma de crowdfunding goteo.org, el proyecto, junto a los otros cuatro seleccionados, intentará conseguir la financiación necesaria para poderse desarrollar, gracias a pequeñas participaciones. En caso de lograr sus objetivos, la Obra Social La Caixa los complementará con lo que han dado en llamar capital riego, que es una especie de subvención complementaria.

La salida a la plataforma de crowdfunding tendrá lugar el próximo 20 de mayo. Mientras tanto, los avances que se vayan produciendo se pueden seguir en su página web (theopenshoes.org) o a través de las redes sociales, principalmente Facebook (facebook.com/theopenshoes) y Twitter (twitter.com/theopenshoes), donde utilizan los hashtags #theopenshoes y #crowdsasuna.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *