Reebok tiene que pagar 25 millones de dólares por publicidad engañosa

En los últimos años, las ferias de calzado se han convertido casi en unas ferias sanitarias. Cada vez es más raro en ellas ver calzados que sólo sirven para calzarse. La mayoría ofrecen valores añadidos, como la corrección de postura, la pérdida de calorías, la mejora de la musculatura… Ya iba siendo hora de poner un poco de orden en todo ello. Porque hay una cosa clara: lo que se anuncia debe ser demostrable.

Yo he paseado por la feria de calzado de Madrid y he preguntado a más de un expositor acerca de los fundamentos científicos de sus afirmaciones. Y la mayoría no ha sabido qué contestar. Se han limitado a insistir en que son buenos porque… son buenos.

En Estados Unidos, la ley se ha puesto en marcha de manera más estricta y el primero en caer ha sido Reebok, con sus marcas EasyTone y RunTone. La Comisión Federal de Comercio (FTC) ha impuesto a Reebok (propiedad de Adidas) una sanción de 25 millones de dólares por publicidad engañosa. El dinero irá destinado a devolver el importe de la compra a los usuarios que lo soliciten.

Según la FTC, Reebok afirmó falsamente que el calzado EasyTone proporcionaba un 28% más de fortaleza y tonificación en los glúteos, y 11% de mayor fortaleza en los ligamentos y las pantorrillas que los zapatos comunes.

“La FTC quiere que los anunciantes nacionales entiendan que deben ejercitar cierta responsabilidad y asegurarse de que sus afirmaciones sobre salud están apoyadas en la ciencia”, ha manifestado David Vladeck, director de la oficina de Protección al Consumidor de la FTC.

Lo cierto es que Reebok insiste en los supuestos beneficios, pero dice que, para evitar trámites largos y complicados, ha aceptado la sanción. De todas formas, en sus páginas en español ha desaparecido cualquier mención a esos efectos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *